Somos una de las clínicas dentales de Vigo que cuentan con la especialidad de odontopediatría. Es una rama, dentro de la odontología con atención, especializada en pacientes de edad infantil y juvenil que emplea técnicas de psicología como el manejo de la conducta y el control de la ansiedad para conseguir que los niños vengan contentos a nuestra clínica. Contamos con dentistas infantiles con amplia formación en odontopediatría que se encargarán de todo lo que necesites, sin necesidad de derivaros a ti y a tu familia a otros especialistas.

Además, nuestras instalaciones situadas en Vigo no dejarán indiferente a los más peques que, lejos de asustarlos, hacen que se sientan encantados y atraídos por los colores vivos, los personajes simpáticos que decoran los espacios, la música alegre y los juegos que están a su completa disposición.

En clínica dental Romeo, prevalecemos la comodidad de los pacientes y estudiamos la conducta de tus hijos e hijas para que pierdan el miedo a los dentistas infantiles. De hecho, colaboramos en la difusión y divulgación de esta metodología para concienciar a las familias que deben preocuparse por darles una óptima higiene bucodental a los más peques de la casa, empezando por una alimentación saludable y una correcta higiene dental.

La eficencia y el fin de la odontopediatría es que  los pacientes consigan llegar a la edad adulta con una boca sana, estética y funcionalmente correcta, con buenos hábitos higiénicos de conservación y prevención.

  1. No te preocupes si tu hijo/a llora. El llanto es una forma normal de reacción de los niños ante una situación desconocida o temida. No le diga que no debe llorar.
  2. En caso de una reacción más violenta ante esta situación, no te alarmes. Sin duda hay algún motivo y siempre habrá medios para solucionar el problema odontológico.
  3. Jamás engañes a tu hijo, dile que va al dentista y hazle comprender que va a visitar a una persona que le quiere como amigo. Explícale que el dentista es como un médico o un profesor, una persona que se preocupa por la salud y el bienestar de los niños.
  4. Deja al niño expresar su curiosidad por todo lo que haya en la consulta, será el odontopediatra el que debe dar estas explicaciones.
  5. Debes controlar tus temores o miedos. Evita en la presencia de tu hijo/a relatar cosas desagradables y no permitas que los demás lo hagan.
  6. La mejor situación en el tratamiento se logra cuando el niño entra solo en el gabinete. Esto facilita la relación con el dentista.
  7. Mientras acompañas a tu hijo/a en la consulta, procura no intervenir en la charla de él con el dentista. El niño se confunde cuando hablan varias personas y cuando recibe indicaciones de varios lados, pudiendo no atender a nadie.
  8. Evita que varias personas acompañen a tu hijo/a.
  9. Permite que tu hijo/a se desarrolle solo. Con seguridad lo conseguirá. El dentista está para ayudarle o pedirá tu colaboración cuando lo juzgue necesario.
  10. Si es posible, no des alimentos (galletas, gusanitos, biberones) antes de entrar a la consulta para evitar que el niño vomite durante el procedimiento.

Gracias por tu colaboración, si tienes alguna duda estaremos encantados de explicársela.

Especialistas en odontopediatría