La buena salud bucodental evita el riesgo cardiovascular

Datos importantes, facilitados por el Consejo General de Dentistas, que debes saber:
  • La OMS, en el 2030, calcula que se llegará a 23 millones de muertes al año provocadas por enfermedades cardiovasculares.
  • Las personas que tienen enfermedades periodontales tiene entre un 25% y un 50% más de posibilidades de desarrollar patologías cardiovasculares.
  • Para un detección precoz de determinadas enfermedades bucodentales se recomiendan revisiones periódicas al dentista y así, evitar el riesgo cardiovascular.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en el mundo.


Revision Dental2
En la actualidad, casi 18 millones de personas mueren cada año por patologías cardiovasculares y la Organización Mundial de la Salud prevee que seguirá en aumento los próximos años. Por todo esto, llevar un estilo de vida más saludable, una dieta rica en verduras y frutas, hacer ejercicio físico y eliminar hábitos nocivos como es alcohol y el tabaco, ayudarán a prevenir muchas de estas muertes.

Estudios recientes llevados a cabo por la Organización Colegial y la Fundación Dental Española revelan que los pacientes que sufren enfermedades en las encías tienen más probabilidad de padecer patologías cardiovasculares, por eso el Consejo General de Dentistas nos recuerda que la salud bucodental está directamente relacionada con la salud cardiovascular.


Esto es debido a la gran cantidad de bacterias que existen en la boca, bajo la encía y que pueden estar en la sangre, afectando al organismo, aumentando el nivel de inflamación de todo el cuerpo. En España, alrededor de 8 millones de personas padecen enfermedades periodontales, como la gingivitis, de los cuales 2 millones de ellos la acusan de una forma grave.

Todos estos datos nos ponen de manifiesto la importancia de visitar al dentista periódicamente, para que nos puedan diagnosticar y tratar la posibles patologías bucodentales que puedan derivar e incrementar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Además de fomentar hábitos de vida saludables, evitando así enfermedades bucodentales y como consecuencia también las posibles enfermedades cardiovasculares.