Cuidados especiales en la boca de los más pequeños

Para que la boca de los niños estén sanas, limpias y bonitas, es de vital importancia el cuidado de su boca, para permitirles crecer, relacionarse y comer de una forma natural y cómoda.

Las primeras experiencias siempre deben ser positivas, y la infancia es una etapa crucial para ello. Es importante el trato que necesitan los pacientes en cuanto acuden al dentista, por sus temores y pánicos, sin duda, requieren de un trato especial, más cuando es un niño el que visita la clínica dental.

Por ello, es fundamental que los más pequeños acudan a un dentista especializado para los niños; dicha especialización es la Odontopediatría que, por supuesto, tenemos en nuestra clínica.

Limpieza bucal para nios

¿Cuáles son esos tratamientos especiales más comunes para los más pequeños?

Los tratamientos más comunes y destacados en niños son:

  • Higiene dental: es un tratamiento preventivo de profilaxis y todas las instrucciones de limpieza bucal y cepillado.
  • Prevención de las caries: es un tratamiento preventivo de sellado de fisuras y flúor, con selladores que pretenden suavizarlas superficies triturantes de molares y premolares, los surcos y fisuras de los caninos e incisivos.
  • Tratamiento de caries: es un tratamiento para la infección del diente, tanto de bacterias como de microbios que viven en nuestra boca y destruyen las distintas estructuras dentales.
  • Tratamiento pulpar: es un tratamiento para mantener la integridad y la salud de los tejidos orales, manteniendo la vitalidad de la pulpa de los dientes
  • Mantenedores de espacio: es un tratamiento para preservar el espacio que han dejado entre uno o varios dientes.
  • Estudio de anomalías dentarias: odontogénesis, erupción, anodoncia, supernumerarios, odontomas, fusión, geminación, etc

El dentista y en especial el Odontopediatra debe tener una relación muy especial con los niños, pues debe ser “un amiguito” y no un señor/a vestido de blanco.

¿Qué protocolos y procedimientos seguimos?

Sonrisas sanas

Los protocolos que seguimos son los de la Sociedad Española de Odontopediatría, que consisten en los siguientes procedimientos:

  1. Revisiones dentales semestrales. 
  2. Técnicas de Prevención: instrucciones para la higiene bucal, motivación, diferentes selladores de fisuras y por supuesto, fluorizaciones tópicas. 
  3. Exploraciones clínicas para detectar caries y gingivitis.
    Radiografías.
  4. Estudios de Oclusión (la forma de morder) para saber si sería necesario realizar Ortodoncia.