¿Como mejorar la salud bucodental del deportista?

El ejercicio físico es beneficioso tanto para el cuerpo en general como para cada órgano y tejido por separado. Por esta razón, también afecta a la salud bucal y ayuda a prevenir problemas comunes, como caries o enfermedad de las encías.

Por eso, la mala salud bucal puede afectar el rendimiento deportivo, especialmente en atletas de élite, y algunos hábitos o prácticas asociadas con la actividad física pueden afectar adversamente a nuestros dientes y encías, como el consumo de bebidas energéticas, puesto que aumentan el riesgo de desmineralización del esmalte.

Lesiones y rendimiento deportivo

Es en la alta competición deportiva donde las repercusiones son mayores. Rafael Naranjo, periodontista y miembro de la Sociedad Española de Periodontología (SEPA), explica que "cualquier infección o inflamación, la caries dental o periodontitis, puede asumir una enfermedad inflamatoria crónica, y ese estado puede incentivar una mayor propensión a lesiones musculares ".

Además, el especialista dice que es "comprobado por estudios científicos que el desempeño deportivo en alta competición disminuye si hay inflamación crónica, como la producida por la periodontitis".



Bebidas y Barras Energéticas

En el atleta habitual que se ejercita sin pretensiones de competición, el posible impacto negativo es reducido. Sin embargo, Naranjo alerta sobre los riesgos que deben tener en cuenta aquellos que practican deportes radicales, como carreras extremas o ultra-senderos. "Estas personas a menudo consumen bebidas azucaradas, energéticas y carbonatadas". Bebidas que aumentan el riesgo de desmineralización del esmalte. También a menudo ingerir geles y barras energéticas, que tienen un alto contenido de glucosa.

En la práctica de deportes aumenta la sequedad de la boca y produce menos salivación. "Esa salivación menor aumenta la propensión a la decadencia", destaca el periodontista.

Para hacer frente a estos peligros, basta con seguir estos tres consejos:

  1. No abuse de bebidas azucaradas, energéticas o carbonatadas.
  2. Consulte a su dentista con más frecuencia.
  3. Tenga más cuidado con la higiene bucal.


Dieta e higiene para caries y enfermedad periodontal.

El documento de salud periodontal, deporte y calidad de vida, propone las siguientes medidas preventivas para reducir el riesgo de caries, enfermedad periodontal y erosión dental:

Caries dental

Dieta: reducir la frecuencia y la ingesta de hidratos de carbono. Consumo alternativo de bebidas isotónicas y agua para hidratarse.
Use una pasta de dientes que contenga una cantidad suficiente de flúor.
Eliminación diaria efectiva de placa dental, a través del cepillado y limpieza interdental.

Enfermedad periodontal

Cambiar los hábitos de higiene para lograr una eliminación efectiva de la placa dental.
Detección precoz de la enfermedad y tratamiento.
Dejar de fumar.

Erosión dental

Reducir la cantidad de alimentos y bebidas ácidas. Reducir la ingesta de bebidas energéticas y evitar la retención prolongada en la boca utilizando una pajita.
En términos de higiene, varios estudios científicos revelan que las pastas dentales con fluoruro de estaño son más efectivas para prevenir los efectos de la acidez y el exceso de glucosa que proporcionan las bebidas energéticas.