El mejor tratamiento de estética dental para el verano, es sin duda el blanqueamiento dental.  El 10% de los adultos acuden al dentista para realizarse un blanqueamiento dental.  Es la técnica estrella, ideal para lucir la mejor de las sonrisas en verano.

En esta época del año en la que nos apetece salir y disfrutar del buen tiempo, de las actividades de ocio con amigos y familiares. No dejes de hacerlo por tener unos dientes apagados, oscuros y sin brillo, que no te quiten las ganas de sonreír.

¿Porqué el verano es el mejor momento para hacerte un blanqueamiento dental?


Blanqueamiento Color
Realizar un blanqueamiento dental es bueno en cualquier época del año, pero es especialmente en verano cuando se realizan, porque es un tratamiento no invasivo y muy rápido de hacer.  Además no tiene efectos secundarios y es la forma más efectiva de tener una sonrisa radiante.

El tratamiento de blanqueamiento dental no requiere de cuidados especiales anteriores y posteriores a su realización, se realiza en una sesión de menos de una hora (técnica de fotoactivación). No obstante, hay que valorar el color de la piel y el tono más adecuado para tus dientes.

Se consiguen unos dientes más blancos y cuidados, recomendado para todo el mundo, pues aporta un extra de confianza y seguridad.


Visítanos este verano, para realizar el mejor tratamiento de estética con nuestro personal especializado y profesional en blanqueamiento dental.

Te aconsejaremos sobre el tratamiento más adecuado a ti.

¡Disfruta ya de una gran sonrisa de verano!

Protocolo esterilizacin

Los proceso de esterilización en la clínica dental son elementales y cruciales para evitar posibles infecciones o contagios entre los pacientes que reciben distintos tratamientos.
Por ello, las consecuencias de una mala praxis en esterilización podría derivar en la transmisión, por ejemplo, de hepatitis, herpes, VIH, tuberculosis, entre otras muchas enfermedades.
En Clínica Dental Romeo realizamos una estricta y escrupulosa esterilización a través de procesos simples y una serie de protocolos que certifican la correcta limpieza, desinfección y esterilización de todo el instrumental utilizado, garantizando la desinfección y esterilización del material empleado durante los tratamientos.

¿En que consiste la esterilización en la clínica dental?


La esterilización en la clínica consiste en realizar una limpieza general (un ambiente limpio y ordenado) y una eliminación de residuos de las herramientas empleadas en la clínica.
El higienista o auxiliar dental es la persona del equipo encargada de realizar todas las acciones y protocolos para preparar las herramientas, para ser de nuevo, usadas con total garantía y seguridad.
Es la forma correcta de garantizar la salud de nuestros pacientes.
En los gabinetes, todo el espacio debe estar limpio y ordenado de una forma idónea para realizar el trabajo con profesionalidad y para la tranquilidad de los pacientes.
El uso de materiales desechables como servilletas,vasos, baberos o guantes es algo a destacar y controlar por los pacientes.


Proceso de esterilización en la clínica dental


Las herramientas de trabajo de los dentistas pasan por las siguientes fases para ser esterilizadas:

  • Esterilizacion 1
    Limpiado
    Se eliminan los restos más visibles a través de un prelavado del instrumental y después el limpiado se realiza mediante ultrasonidos.
  • Esterilizacion 5
    Secado
    Cada utensilio es secado debidamente para favorecer la correcta desinfección.
  • Esterilizacion 3
    Embolsado
    Cuando los utensilios ya están totalmente limpios, son embolsado para garantizar todo el proceso de esterilización.
    Esterilizacion 4
  • Esterilizacion 2
    Esterilizado
    Todo el instrumental utilizado en la clínica dental en cualquier tratamiento es necesario pasarlo por el autoclave para garantizar su esterilidad.
    El autoclave es una tecnología mediante la cual el vapor de agua a una alta temperatura permite eliminar los microorganismos que pudiesen ocasionar algún tipo de infección.
En todos los gabinetes el material o herramientas está embolsado y se abre delante del paciente en el momento que se empieza con el tratamiento.  Este, sin duda, es el gesto de seguridad que indica que todos los utensilios ha sido correctamente esterilizados y así garantizar todo el proceso para evitar contagios o infecciones.

A tu salud bucal… ¿le pueden afectar las alergias estacionales?
La respuesta es SI.

Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Crónica, alrededor de ocho millones de españoles sufren algún tipo de problema por las alergias, como la polinosis (alergia al polen) provocando efectos físicos como ojos llorosos, picores de garganta o moqueo nasal.
Cuando las temporadas de alergias llegan lo último que piensas es en tus dientes o encías, pero se ven afectados por los cuadros alérgicos en diferentes formas.

¿Cuáles son los problemas buco dentales asociados a las alergias?

  1. Dolor de dientes:
    Se pueden producir dolores y molestias en los senos paranasales, es un síntoma de que el sistema inmunológico está luchando contra el polen o el polvo, causando en algunos casos dolores de cabeza.
    La presión sinusal provoca dolor dental o mayor sensibilidad al frio y al calor, puesto que esa lucha contra el polen ejerce mayor presión y empuje sobre las raíces de los dientes molares superiores.
    Para aliviar los dolores, en la mayoría de los caos, se toman antihistamínicos. Si el dolor desaparece el origen esta relacionado con la alergia, pero si persiste es muy recomendable una cita con el dentista para determinar las causas y el mejor tratamiento.
  2. Boca seca:
    La sequedad en la boca se produce por dos causas en personas que sufren trastornos alérgicos, al respirar por la boca cuando la nariz esta congestionada, se va secando la saliva y por efectos secundarios de los antihistamínicos.
    Al tener la boca seca, es un lugar perfecto para que las bacterias produzcan o aumenten las posibilidades de desarrollar caries, enfermedad en las encías o mal aliento.
  3. Dolor de garganta:
    Una garganta irritada y dolorida es un síntoma común de las alergias, producida por el goteo posnasal, dando lugar en muchas personas a descuidar la higiene bucal, al evitar cepillarse los dientes.
    Esto provoca un problema de base para alteraciones a futuro como el mal aliento y las caries dentales.

    Dolor Garganta

Consejos para mantener tu salud buco dental durante las temporadas de alergia.

  • Mantenerse hidratado:
    Beba mucha agua para nivelar el PH y mantener el cuerpo y la boca hidratados, además de contra restar los efectos adversos de la boca seca y la eliminación de la mucosidad.
  • Cuidar la higiene oral:
    No hay excusa para dejar de cepillarse los dientes o usar el hilo dental, ante síntomas de alergias no debes olvidar tus rutinas.
  • Hacer gárgaras con agua salada:
    Un remedio natural para aliviar el dolor de garganta es hacer gárgaras con agua salada. La sal puede ayudar a eliminar el moco de sus senos, aliviando los síntomas. También reduce las bacterias nocivas en la boca y en la garganta, reduciendo los efectos del mal aliento y la placa.
  • Consulta con tu dentista de tu situación concreta para mantener tu salud buco dental en épocas de alergias.
Alergia

Una de las estaciones del año más esperada es el verano, por varias razones, las merecidas vacaciones, las horas de sol, las actividades al aire libre, piscina, playa, etc.

En estos meses los días son mas largos, por ello pasamos más horas fuera de casa, con lo que eso supone, cambios de hábitos alimenticios y de rutinas diarias de higiene bucal.

¿Sabias que algunos alimentos te pueden ayudar a prevenir el cuidado de tu salud bucodental de una forma efectiva mediante el consumo en verano?

La forma más eficaz para tener una boca sana es mediante la prevención. Te aconsejamos desde Clínica Dental Romeo que antes de ir de vacaciones o viaje varios días, para evitar disgustos, visites a tu dentista de confianza para una revisión rutinaria.

¿Cuáles son los alimentos que cuidan de tus dientes en verano?


Como sabes, la alimentación es un factor muy importante para cuidar de la salud bucodental, por eso, te informamos de algunos alimentos que te ayudan a proteger los dientes y las encías en verano, frente a las altas temperaturas y las comidas fuera de casa.


Las frutas: El melón y la sandía son las frutas por excelencia en el verano, son perfectas para cuidar de tus dientes, puesto que son ricas en vitamina A y vitamina C, además contienen minerales (potasio y magnesio) y contienen mucha agua.

Meln y Sandia
Yogurt Queso Leche
Lácteos
: Los yogures son uno de los alimentos que más se consumen en verano, tanto en postres como en merienda, y cuidan de tus dientes ya que neutralizan los ácidos de las bacterias orales. Además tienen un aporte de vitamina A y vitamina B. Otros lácteos que aportan calcio a los dientes son el queso y la leche, productos muy buenos en la dieta veraniega.
Las hortalizas: El apio y la zanahoria son alimentos muy buenos para combatir la placa bacteriana, que es la principal causa de caries, porque poseen grandes nutrientes que favorecen la salud en general.

Zanahoria y apio

Salmn
Mariscos y pescados: Los pescados como las sardinas y el salmón son alimentos que tienen ácidos grasos Omega 3, además de flúor que previenen la aparición de caries y evitar la inflamación y sangrado de las encías.
T
Agua y té
: Es muy bueno hidratarse y aumentar el consumo de agua, se recomienda hasta ocho vasos de agua al día. El agua hidrata las encías y las mucosas, evitando la sequedad y favoreciendo la salivación. Mientras que el té tiene grandes beneficios relajantes y contiene flúor, se recomienda consumirlo una vez al día.

Te preguntarás… ¿Cuales con los peligros o riesgos del verano para la salud oral? Y … ¿cual es la mejor forma de prevenirlos?

Con la llegada del verano, alteramos los hábitos y rutinas en el día a día, y esto puede provocar daños en nuestra boca.
El verano invita a pasar más tiempo al aire libre y esto puede provocar el descuido en los hábitos de higiene bucal y las alteraciones horarias de las comidas.
Las altas temperaturas ocasionan una rápida deshidratación. La boca es una de las zonas más afectadas, pues disminuye la saliva, lo que provoca que las encías y los dientes se vuelven más vulnerables a bacterias.
Con el calor tenemos más sed y ganas de tomar algo fresco, por ello, solemos recurrir a los refrescos y a los típicos helados. Estos alimentos suelen contener altas cantidades de azúcares con peligro para nuestra boca por el aumento de posibilidad de caries. Es muy recomendable no abusar de estos alimentos y después de cada ingesta refrescar la boca con agua, para ayudar a limpiar la superficie dental.
La mejor forma de saciar la sed es beber agua o leche, pues nos aportará calcio para fortalecer los dientes.
Refresco


Riesgos para la salud oral en actividades veraniegas

Piscina
Una de las actividades más habituales en verano es disfrutar de las piscinas, pero es un riesgo para nuestra salud oral, puesto que el cloro de las piscinas es nocivo para nuestros dientes. La larga exposición al cloro provoca manchas en los diente y formación de sarro, porque el cloro aumenta el PH en la saliva y provoca una rápida descomposición, reduciendo su poder de protección en nuestra boca.

Todos los deportes que practicamos al aire libre, como el ciclismo, el fútbol, el tenis, etc, tiene el riesgo de traumatismos dentales, para ellos os recomendamos el protector bucal; que no solo protege los dientes y las encías de cualquier impacto, sino que también previene el desgaste dental cuando hacemos ejercicio. Puesto que el esfuerzo y la tensión que provocamos al apretar la dentadura, puede provocar microfracturas dentales que evitaremos con el protector bucal.


Para disfrutar del veranos sin peligros ni riesgos, sería muy conveniente visitar a tu dentista antes y después del verano, de esta forma se tomarán las precauciones más adecuadas en cada caso y no derivar en algún problema grave.