Un poco de historia

¿Como empezó todo?

La Clínica Dental fue fundada por la doctora Adela Martínez y abrió sus puertas el 15 de marzo de 1994, con el entusiasmo que puede tener una joven dentista que desea formar su propia empresa y con una clara visión: conseguir que la clínica se convirtiera en un miembro integrado en cada familia, logrando ser la clínica dental de referencia del barrio y de las familias que en él viven.

La familia crece

En determinados casos, nos veíamos en la obligación de remitir nuestros pacientes a otras consultas especializadas, lo cual suponía una incomodidad para ellos y, por nuestra parte, la insatisfacción de no poder hacer un seguimiento completo de la evolución de los tratamientos realizados fuera de nuestra consulta.

Algo tenía que cambiar, el futuro estaba en poder realizar tratamientos multidisciplinarios en una misma clínica. Sigiendo esta visión la doctora Adela Martínez se fijó el objetivo de crear un equipo compacto y de solvencia reconocida que abarcase todo el abanico de las especialidades odontológicas.

Jamás pensamos en crecer tanto y tan rápido, y por supuesto, era inimaginable atraer pacientes de poblaciones muy lejanas a nuestra consulta. Ese equipo inicial de dos personas, se convirtió en otro formado por ocho odontólogos especializados en las distintas ramas de la odontología y nuestra clínica se nos quedo pequeña.

Nuevas instalaciones desde febrero de 2012

La clínica dental ocupa ahora un edificio de 800 m2, distribuidos en dos plantas más sótano, con grandes cristaleras que permiten tener una gran luminosidad. Cuenta con 7 Gabinetes dentales de última generación entre los que destacan los sillones KAVO, numero 1 en calidad para nosotros como odontólogos y en comodidad para nuestros pacientes. En cada planta disponemos de sala de espera, recepción y sala de esterilización, además de una zona de descanso para el personal y servicios.

La clínica se planeó buscando brindar al paciente y al personal más comodidad durante el servicio, cuenta con una distribución moderna, ergonómica, cálida y decorativa, dando un espacio para todos y cada uno de los grupos de edad que visitan la clínica y además luz natural en los boxes de trabajo, aspecto muy valorado por los pacientes a la hora de visitar la clínica.

Los equipos de trabajo están ergonómicamente diseñados para que el paciente se encuentre cómodo y perciba un ambiente de total relajación.
La clínica dispone de dos salas de espera, una en la planta baja y otra en la segunda planta creada específicamente para los más pequeños con videoconsolas y juegos de ultima generación, una biblioteca de cuentos y mobiliario adaptado a su tamaño, detalles que hacen la estancia en la clínica más acogedora y animada.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos encontramos un excelente medio de marketing el "boca a boca” haciendo que el nuevo paciente que asiste a la consulta sea aquel amigo, conocido o familiar de nuestros pacientes actuales.