Ortodoncia

La parte de la odontología que se ocupa de corregir los defectos y las irregularidades de posición de los dientes es la ortodoncia, puesto que los dientes apiñados o sin suficiente espacio para su ubicación son difíciles de higienizar, desembocando en la formación de caríes, perdidas dentarias o enfermedades de las encías.

¿Cuál es la importancia de un tratamiento de Ortodoncia?

A nivel salud bucal, los dientes apiñados o sin suficiente espacio para su ubicación son difíciles de higienizar y esta situación por lo general desemboca en la formación de caries, perdidas dentarias o enfermedades de las encias.

En el plano de la estética, todos quisieramos tener una bonita sonrisa, pudiendo esta incluso, cambiar nuestra vida de relación.

¿A que edad se debe empezar un tratamiento de Ortodoncia?

Se aconsejan los siete años de edad como el momento propicio para la primera visita al ortodoncista, pero esto no es una regla rígida, ya que ciertos problemas se deben tratar a edades más tempranas.

Hoy en día podemos efectuar tratamientos en adultos, algo impensable años atrás.

¿Cuánto tiempo dura un tratamiento de Ortodoncia?

Depende del tipo de tratamiento y de la complejidad del mismo, se puede estimar una duración entre 12 y 36 meses.
Hoy en día podemos efectuar tratamientos en adultos, algo impensable años atrás. Los tratamientos se realizan con aparatos fijos o removibles, dependiendo del problema a solucionar, se llevan a cabo con elementos mecánicos o transparentes estos últimos para obtener mejor calidad estética y que al adulto no le impida el normal desempeño de su vida de relación.

Tipos de Ortodoncia ¿Cuál es la mía?

En la actualidad existen varios tipos de ortodoncias que se adaptarán a tus necesidades. Tanto si quieres gastarte la menor cantidad de dinero posible como si quieres llevar aparatos sin que prácticamente se note que los llevas puestos, encontrarás una ortodoncia a tu medida sin ninguna dificultad.

Brackets de metal.

Los aparatos de metal en color gris son los más típicos y los que suelen llevar todos los niños.
Son los más económicos y los más fáciles de manejar. También son los más antiestéticos debido a su color grisáceo ya que se ven mucho al sonreír. Si no te importa que tus aparatos se vean y quieres conseguir una ortodoncia a un precio económico, ésta será la mejor opción.

Brackets de porcelana o de zafiro.

Los brackets de porcelana están hechos de un material muy parecido al de los brackets de metal pero son transparentes, por lo que prácticamente no se ven al sonreír.
Además, presentan otra diferencia con respecto a los de metal, que es que su precio algo más elevado.

En esta línea, también existen los aparatos de zafiro, que están hechos de un material distinto y a la vista son prácticamente idénticos. Si te importa tu estética y quieres llevar una ortodoncia que se vea lo menos posible aunque tengas que gastar algo más de dinero, ésta elección puede ser la mejor de todas.

Ortodoncia lingual.

La ortodoncia lingual tiene la peculiaridad de que se coloca en las encías situadas tras los dientes, de modo que resulta completamente invisible. El inconveniente que tiene es, además de que su precio es bastante elevado, que no todo el mundo es apto para llevarla, ya que no es adecuada para determinados problemas dentales.

Ortodoncia invisible.

La ortodoncia invisible, también llamada Invisalign, consiste en un molde de plástico que se coloca en los dientes y que se retira para comer. Al ser transparente, no se notará que la llevas puesta. No obstante, es una de las ortodoncias más caras existentes hoy en día y suele ser adecuada solo para tratar problemas dentales muy pequeños o de poca importancia.